Ya te has registrado, configurado tu perfil y estás listo para empezar tu viaje en Tandem, pero ¿qué es exactamente un intercambio Tandem y cómo funciona? He aquí algunas ideas para que que empieces:

Encuentra un compañero de intercambio de idioma adecuado

Navega por las coincidencias en la sección “Encontrar chats” y echa un vistazo a los temas que han publicado otros miembros. Selecciona los temas que te interesen para que tengas algo en común con tu compañero potencial.

Envía algunos mensajes

Una vez que hayas encontrado algunos perfiles interesantes, envíales un mensaje, preséntate y hazles saber los temas de los que quieres hablar. Diles qué idioma quieres practicar y hazles algunas preguntas sencillas acerca de dónde viven o algunos de sus intereses.

Marca algunas reglas sencillas

Al llegar las respuestas, crea reglas sencillas con tu compañero de Tandem. Pregunta cuánto tiempo quiere hablar y con qué frecuencia. El aprendizaje de una lengua extranjera requiere frecuencia y regularidad. Es mejor estudiar varias veces a la semana durante 30 minutos que una vez a la semana durante 2 horas. Estableced una meta de 5 minutos en cada idioma. Habla en tu idioma de destino durante 5 minutos, mientras que tu compañero escucha, y luego cambiad. Ayudaos el uno al otro y corregíos si uno se equivoca.

Iniciar un chat de vídeo

Estás listo para tener tu primer chat de vídeo en Tandem. Verás los mejores resultados con chat de vídeo, ya que te permite escuchar el idioma y usar el lenguaje corporal para expresarte. ¡Recuerda las reglas que os propusisteis antes y no tengas miedo de cometer errores!

Prepara algunos materiales para su próximo chat

Asegúrate de que tienes algunas ideas para tu próximo chat. O incluso una lista de preguntas que quieras que te conteste. Al principio será interesante simplemente conoceros el uno al otro, pero en el futuro trata de diversificar los temas para el debate. Para hacer las sesiones de intercambio más emocionantes y que el tándem de idiomas merezca la pena, evita la monotonía, ¡sé creativo!

CONSEJOS para el tándem

El tándem® es un sistema de aprendizaje de una lengua, en intercambio con alguien que quiere aprender tu lengua. El sistema consiste en dividir el tiempo en dos mitades. En una tu compañer@ aprende y practica tu lengua, y le ayudas. En la otra aprendes y practicas tú la suya, y tu compañer@ te ayuda.

Sirve especialmente para:

  • aprender palabras nuevas
  • entender mejor
  • hablar libremente y aprender a expresarse con pocas palabras
  • conocer otras culturas.

Podéis también trabajar por Internet (,eTándem’). Así podéis también practicar leer y escribir, y con Webcam podéis también charlar. Aquí algunos consejos :

1: ¡Adelante!

Al principio es útil preparar antes el próximo encuentro:

  • el tema
  • el material a utilizar como : imágenes, cómics, artículos, canciones, películas cortas
  • el punto de encuentro.

2: Intercambiar los papeles

En el tándem desempeñáis alternativamente varios roles: ‘estudiantes’ y ‘profesores / ayudantes en el aprendizaje’. Por un tiempo sois modelo para el/la compañer@, y en otro momento aprendéis de su modelo y sus correcciones.

Cuando seáis su ‘ayudante de aprendizaje’, mejor mantenerse en un segundo plano. Todo lo que el/la compañer@ encuentre por si mism@, lo memoriza mejor. No le des las respuestas inmediatamente, sino más bien consejos o ejemplos.

3: Separar y alternar ambas lenguas

Hablar, p. ej., primero media hora en una lengua, luego media en la otra. O escribir un correo a medias en vuestra lengua y a medias en la que aprendéis. Si el/la compañer@ no entiende inmediatamente una palabra, explícala con otra. Evitar el traducir si no acabareis usando más la lengua que ambos sabeis mejor y con eso uno de ellos aprende más que otro.

4: Hablar sobre lo que queráis

  • conocerse, hablar sobre la escuela / el curso y l@s compañer@s de clase, el trabajo y l@s colegas, vuestro barrio / vuestra ciudad en el país de origen y aquí, sobre el tiempo libre, fiestas, costumbres, signos de zodiaco etc.
  • intereses comunes (deporte, moda, música, películas, ordenadores, animales domésticos etc.)
  • contar del pasado (las últimas vacaciones, el primer viaje sin padres, el primer amor, el día más hermoso o peor de tu vida…), o fantasear sobre el futuro (que quieres ser dentro de diez años, que escribiría tu biógrafo sobre ti, como que quieres volver a nacer…).
  • debatir sobre temas de actualidad (cambio climático, desempleo juvenil…).

5. Podéis aprender mucho

Escuchar: hablar normalmente con el compañero. Si es necesario, repetir con otras palabras. Así él/la otra aprende a deducir el resto mediante los fragmentos importantes.
Hablar: Mejor una frase corta con palabras no del todo adecuadas, que silencio. No tengáis miedo, nadie os escucha .
Leer: tomar artículos reales, anuncios, aunque no entendáis inmediatamente todo. Mirar en primer lugar de que se trata en general, para quién se ha escrito y cual es el mensaje central.
Escribir: es más práctico, escribís en casa y miráis luego en común los resultados, u os lo leéis mutuamente.

6: Hay muchas variedades de la lengua, según el contexto y para qué o quién está destinada

No todas las palabras están en los libros de texto. Podéis llegar a saber del/a compañer@ que lenguaje está en este momento ‘en boga’ o ‘guay’. Además, podéis también practicar lenguajes para fines específicos (cartas comerciales…).

7: Vuestra meta es entenderos

Hablar naturalmente. No usar frases enrevesadas (que desaniman) ni tampoco el idioma de los bebés (entonces el/la compañer@ no aprende nada). Explicar paso a paso, y aseguraros de que él/la otr@ ha entendido. Anima al/a otr@ y ponte en su lugar.

8: No necesitáis ninguna traducción

Si ‘saltáis’ de lengua en lengua, es perjudicial (excepto si practicáis la traducción).
Por tanto es mejor si explicáis palabras nuevas:

  • Sinónimos: charlar = hablar
  • Lo opuesto: amargo dulce
  • Ejemplos de la misma categoría: mandarina-> naranja, limón
  • Derivaciones: volar-> el vuelo
  • Asociaciones: mar y vacaciones
  • Composiciones de palabra: aero – puerto
  • Comparaciones o referencias a la persona: Tienes cabellos negros como el carbón.

9: Retener palabras no es difícil

  • apuntarlas y fijaros mucho tiempo en ellas
  • pronunciarla en voz alta, cantar, gritar o susurrar
  • descubrir similitudes con otras palabras
  • buscar similitudes con palabras de vuestra lengua propia
  • aprender simultáneamente una palabra con la contraria
  • expresarla gráficamente (poner rayos en la ‘o’ de “‘sol”)
  • formar frases con ellas o hacer un juego de rol en el cual aparecen
  • ponerlas en relación con otras (vacaciones – el mar – medusas)
  • clasificar y ordenar en grupos
  • fijarse en las sensaciones que su sonido evoca.

10: Un@ aprende de sus errores

Los errores no son nada malo ni casualidad, sino forman parte del estudio. Llegar a un acuerdo como queréis actuar al corregiros. Si el/la compañer@ tiene todavía pocos conocimientos, concentraros en algunas. Si él/la está avanzad@, no pensar que ya no tendríais que corregir nada más. También él/la puede aprender todavía mucho. – Al escribir sin embargo es mejor ser exacto.

11: Cómo corregir errores

  • Fijarse durante la conversación en qué errores se cometen más a menudo. Comentarlos al final para no interrumpir el discurso.
  • Usar correctamente la palabra equivocada durante la conversación. Así el/la compañer@ tiene un modelo valido, pero no es interrumpido.
  • Se puede también apuntar o grabar las conversaciones, y luego se comentan entre l@s dos.
    Al escribir podéis marcar vuestras explicaciones de colores.
  • El/la compañer@ puede apuntar la palabra o la frase y leerla varias veces en voz alta.

12: Entre culturas

Con el tándem tenéis la ocasión de ver otro país y otra cultura ‘desde dentro’. Así llegáis a saber cómo ve un/a otr@ vuestro país y vuestra cultura ‘desde fuera’. Por tanto es válido: asómbrate, trata de escuchar en primer lugar, antes de valorar. También si alguna vez el comportamiento del compañero te parece raro, no pienses que él/la quiere ofenderte. Pregunta.

Si tenéis alguna vez la sensación de que esto no avanza, hablar de ello sin tomarlo personalmente. En cada proceso de aprendizaje hay altos y bajos. Vuestr@ profesor/a / el/la consejer@ también puede daros indicaciones. ¡Buen viaje!

Autor: Jürgen Wolff, según ’13 Tandem-Tipps’, editado por alpha&beta, © TANDEM® Fundazioa, Donostia / San Sebastián, 2012