Ya te has registrado, configurado tu perfil y estás listo para empezar tu viaje en Tandem, pero ¿qué es exactamente un intercambio Tandem y cómo funciona? He aquí algunas ideas para que que empieces:

 

  • Encuentra un compañero de intercambio de idioma adecuado

Navega por las coincidencias en la sección “Encontrar chats” y echa un vistazo a los temas que han publicado otros miembros. Selecciona los temas que te interesen para que tengas algo en común con tu compañero potencial.

 

  • Envía algunos mensajes

Una vez que hayas encontrado algunos perfiles interesantes, envíales un mensaje, preséntate y hazles saber los temas de los que quieres hablar. Diles qué idioma quieres practicar y hazles algunas preguntas sencillas acerca de dónde viven o algunos de sus intereses.

 

  • Marca algunas reglas sencillas

Al llegar las respuestas, crea reglas sencillas con tu compañero de Tandem. Pregunta cuánto tiempo quiere hablar y con qué frecuencia. El aprendizaje de una lengua extranjera requiere frecuencia y regularidad. Es mejor estudiar varias veces a la semana durante 30 minutos que una vez a la semana durante 2 horas. Estableced una meta de 5 minutos en cada idioma. Habla en tu idioma de destino durante 5 minutos, mientras que tu compañero escucha, y luego cambiad. Ayudaos el uno al otro y corregíos si uno se equivoca.

 

  • Iniciar un chat de vídeo

Estás listo para tener tu primer chat de vídeo en Tandem. Verás los mejores resultados con chat de vídeo, ya que te permite escuchar el idioma y usar el lenguaje corporal para expresarte. ¡Recuerda las reglas que os propusisteis antes y no tengas miedo de cometer errores!

 

  • Prepara algunos materiales para su próximo chat

Asegúrate de que tienes algunas ideas para tu próximo chat. O incluso una lista de preguntas que quieras que te conteste. Al principio será interesante simplemente conoceros el uno al otro, pero en el futuro trata de diversificar los temas para el debate. Para hacer las sesiones de intercambio más emocionantes y que el tándem de idiomas merezca la pena, evita la monotonía, ¡sé creativo!